Logo de Respirar y Meditar Respirar y Meditar

Concentración
Lama en la montaña

El pensamiento adquiere toda su potencia cuando se concentra

Suele denominarse la concentración como efecto lupa. Muchos hemos hecho la experiencia de niños y quien no lo haya hecho aún puede realizarla en cualquier momento. Preferiblemente en un día de sol, se trata de tomar un trozo de papel, colocarlo sobre el suelo en un lugar donde dé el sol, tomar una lupa colocarla sobre el papel, sin tocarlo, ajustando la distancia hasta que la luz del sol que pasa a través de la lupa se convierta en un punto de luz sobre el papel. Al poco tiempo, unos segundos normalmente, veremos que el papel comienza a arder.

Lo que ha sucedido es que la lupa concentra los rayos solares, que son energía, en un solo punto de luz sobre el papel de manera que el calor aumenta y el papel se prende fuego. También puede hacerse sobre una mano o sobre cualquier otro punto del cuerpo si se desea experimentar ese calor que, si se mantiene, puede llegar a quemar la piel.

Este es el poder de la concentración en el mundo físico. Si llueve durante semanas de manera moderada es bueno para el campo y para la salud. Si toda esa lluvia cae en un solo punto en dos horas, provocará una inundación y probablemente generará destrucción.

La fuerza está en concentrar la atención

Del mismo modo que hay energía física, también hay energía mental o energía de pensamiento. La concentración mental tiene un efecto similar al efecto lupa. Concentrando toda nuestra atención sobre una sola idea, esta recoge la energía mental concentrada y tiende a hacerse real. De hecho, lo que concentramos es nuestra atención sobre una idea o pensamiento. Si nuestra atención está dispersa, enfocada cada segundo en una idea diferente, entonces no hay concentración y no hay fuerza. Pero si concentramos toda nuestra atención sobre una sola idea establecida en nuestra imaginación, sin duda se hará realidad.

La concentración sostenida motiva a la acción

Cuando la idea es una pregunta, al concentrar la atención tenderá a aparecer la respuesta más pronto que más tarde. Si la idea es un proyecto, al recibir atención concentrada a lo largo del tiempo primero se irá definiendo, luego se generará la motivación necesaria para llevarlo a cabo, luego nos enfocará en cómo conseguir los recursos y por último nos ayudará a materializarlo.

Si coloco la idea de hacer una silla a mi medida en mi imaginación, al concentrar la atención se irá definiendo la forma de la silla, los materiales a utilizar, la herramienta necesaria y demás aspectos. Al mismo tiempo, el deseo de producir la silla irá creciendo, lo cual me impulsará a conseguir los elementos para hacerla y por último me llevará a fabricarla. De esta manera el Ser Humano ha construido nuestras casas, pueblos, ciudades y demás elementos que nos rodean.

Podemos decir que donde una persona pone su atención aquello tiende a realizarse, a crecer.

La concentración es una técnica clave
La concentración es uno de los pilares fundamentales de la Meditación, junto con la visualización y la relajación. Dominar estas tres técnicas complementarias entre sí forma parte del desarrollo personal, del bienestar de cuerpo y mente y del camino a la felicidad.

Por eso te invitamos a participar activamente en el blog de Respirar y Meditar y a visitar la Akademia del Bienestar.