Logo de Respirar y Meditar Respirar y Meditar

Inteligencia Emocional
Lama en la montaña

Nuestras relaciones son uno de los grandes condicionantes de nuestra felicidad.
Manejar bien las relaciones requiere Inteligencia Emocional.

La inteligencia emocional o inteligencia de las relaciones juega un papel fundamental en el desarrollo de la persona. Si observamos nuestras vidas, sólo tienen sentido en función de nuestras relaciones. En el origen está la relación de nuestros padres, a continuación la especialísima relación vital con nuestra madre. Cuando existen, la relación con nuestros hermanos, que en muchos casos se prolonga a lo largo de toda la vida y por último las relaciones sociales y laborales. Todo ello sin contar las relaciones de pareja, con nuestra descendencia cuando la hay y la relación con nosotros mismos, la más importante de todas. Podemos afirmar que una persona que a lo largo de su vida haya tenido éxito con todas estas diferentes relaciones es una persona que ha hecho una vida feliz, en líneas generales.

Relación con objetos y mascotas

Tampoco se puede olvidar la relación con el medio ambiente, con los objetos del entorno, libros, herramientas, mobiliario, máquinas de todo tipo. La especial relación con la vivienda o con el automóvil. La relación con el mundo animal. Es cierto que cada vez hay más población que vive en ciudades donde no hay granjas familiares, pero cada vez hay más personas y familias que tienen mascotas como pájaros, perros o gatos con quienes se establece una íntima relación de cariño en muchos casos.

Nos mueven las emociones

Son las emociones quienes impulsan a actuar a las personas. Hay emociones positivas que nos impulsan a actuar por generosidad, por amor, por deseo de aprender… También hay emociones negativas que nos impulsan por egoísmo, miedo, odio o venganza, sin querer se exhaustivos. La realización material de todas estas emociones modifica nuestras relaciones con el entorno.

Automotivación

Las definiciones de emoción que suelen hacerse dicen que la emoción es una respuesta a un estímulo externo. Nos emociona un paisaje, una competición deportiva, ver a una persona o pensar que no vamos a poder cumplir con un compromiso. Pero también hay emociones que nacen de la auto motivación. Son emociones que nos impulsan a poner en marcha energía para realizar una acción de manera puntual o un proyecto de manera prolongada en el tiempo.

Autodominio

Es una característica muy especial de las emociones, movilizan nuestra energía de pensamiento y de acción. Cuanta más fuerza tiene la emoción mayor es la cantidad de energía mental y física que moviliza. Esta es la razón por la que es importante aprender a dominar las emociones y adquirir el dominio de nuestras emociones es otro aspecto fundamental del desarrollo personal.

Técnicas para el autodominio

La práctica de técnicas de respiración y de Meditación, incluyendo la relajación y la visualización es una manera agradable y efectiva de adquirir dominio sobre las emociones que se ve compensada por un gran bienestar de cuerpo y mente. En Akademia del Bienestar se pueden aprender estas técnicas. Son una aportación incomparable para una vida sana y feliz.