Logo de Respirar y Meditar Respirar y Meditar

Técnicas de Respiración
Lama en la montaña

La Respiración nos conecta con la vida. Solo hay vida si hay Respiración

Que la respiración es un proceso clave para la vida humana es indiscutible. La diferencia entre si una persona respira o no respira es la diferencia entre la vida y la muerte. Pero, la respiración, además de mantenernos conectados a la vida, es en sí misma un símbolo de otros muchos procesos y una guía para el buen vivir.

Son las células quienes necesitan el oxígeno

La nariz, la boca, la tráquea, los bronquios, los pulmones, incluso la sangre y el sistema circulatorio forman parte del sistema respiratorio. Todos ellos ayudan a que el aire entre y salga de los pulmones y a que el oxígeno llegue a las células. Pero quien de verdad respira en el cuerpo, quien realiza procesos vitales con el oxígeno son las células. Todas las células del cuerpo necesitan oxígeno para vivir. Por cierto, las células que más oxígeno consumen son las células cerebrales.

Claro que no sólo de oxígeno viven las células, también necesitan otros muchos nutrientes como minerales, vitaminas, glucosa, etc., que en líneas generales les llegan a través de la sangre. Dicho de otro modo, la sangre es quien suministra a las células todo aquello que necesitan para vivir y mantenerse en un estado saludable.

Todo un sistema al servicio de una buena respiración

El corazón bombea una media de cinco litros de sangre por minuto. Cinco litros de sangre es aproximadamente la sangre que hay en el cuerpo humano. En líneas generales, el cerebro es quien utiliza el 15% de la sangre bombeada y los riñones el 22%. Un corazón que late a un ritmo medio de 60 pulsaciones por minuto late más de 85.000 veces al día. Podemos decir que estas cifras nos indican cuál es nuestro ritmo de vida. Aunque el corazón humano no es el más rápido. El corazón más rápido en el mundo de los vertebrados es el del colibrí que late a unos 1.200 latidos por minuto.

La condición física de algunas personas les impide disfrutar de una buena respiración y cuando se está acatarrado o con gripe todos experimentamos alguna vez dificultad para respirar. Eso nos produce malestar, cansancio, falta de apetito y otras dificultades. Una buena respiración es clave para la salud física.

El cerebro es quien más lo necesita
Según algunos místicos, hay mente en todos los rincones de nuestro cuerpo, incluso del universo. Pero lo que es evidente es que el asiento principal de la mente humana es el cerebro. Como decíamos más arriba las células cerebrales son grandes consumidoras de oxígeno. El cerebro viene a pesar el 2% del cuerpo humano y consume aproximadamente un 20% del oxígeno que nos llega a través de la respiración. Así que si respiramos mejor, todas las células están mejor, pero de manera muy especial las células cerebrales que son las que más oxígeno necesitan.

Es bien conocido que si se realiza un cierto ejercicio con un músculo, este músculo se refuerza. Pienso en las piernas de un ciclista o en el brazo con el que toma la raqueta un tenista. Del mismo modo, si ejercitamos la respiración, ésta mejora de manera considerable.

Todos podemos aprender las mejores técnicas de respiración

Existen muchas técnicas de respiración cuya práctica genera un bienestar de cuerpo y mente muy importantes. Muchas de estas técnicas proceden de oriente. Han llegado a occidente, en el siglo XX, de la mano de los lamas tibetanos, de los yogis y de las artes marciales, principalmente.

En la Akademia Bienestar, en el curso de introducción, se enseñan diez técnicas de respiración que constituyen un verdadero tesoro para todas las personas que las practican y esta práctica se convierte en un hábito para su desarrollo personal y su bienestar de cuerpo y mente.